Verano Misionero

Testimonios Misioneros

Últimas noticias

26 de junio de 2015

Verano Misión con Javerianos

Cada verano los Misioneros Javerianos preparan una nueva experiencia misionera para jóvenes.

Nuevamente este año, los Misioneros Javerianos, han preparado dos actividades para los jóvenes, con inquietudes misioneras, que quieran vivir un verano diferente. La primera propuesta, es un acercamiento a la realidad de la inmigración en un Campo de Trabajo, en Ceuta.  Invitando a derribar muros de indiferencia y egoísmo para crear un acercamiento de fraternidad con estas personas que buscan una nueva oportunidad en nuestro país.

La segunda propuesta es una Marcha Misionera desde Loyola (Gipuzkoa) a Javier (Navarra), con la que invitan a los jóvenes a abrir su corazón al mundo en contra de la Globalización de la indiferencia.
Más información: Tríptico verano misionero




















11 de junio de 2015

III Curso de Verano

El servicio de la caridad y la inculturación de la fe según la Evangelii gaudium centrará el estudio del III Curso de Verano de la Cátedra de Misionología, que se celebrará del 30 de junio al 5 de julio en Segovia


Curso de verano misionero


¿Cómo tiene que ser la Iglesia del siglo XXI? Es la pregunta que constantemente surge, a impulso del Espíritu Santo, en los cristianos y sus comunidades de fe. El papa Francisco está motivándonos continuamente en esta línea de reflexión y de acción, para que la Iglesia sea toda ella misionera. En particular, sabemos bien que el Papa señala la necesidad de salir hacia las periferias existenciales y los más pobres, como indica en la Evangelii gaudium.

La Cátedra de Misionología de la Universidad Eclesiástica San Dámaso ha organizado el III Curso de Verano que tendrá lugar en Segovia desde el martes 30 de junio (tarde-noche) hasta el domingo 5 de julio (mediodía). Es una oportunidad de poder formarse para responder a los retos que la evangelización presenta a la Iglesia hoy en día, esta vez con el acento puesto en el campo de la acción social y de la caridad. No en vano, en esta tercera edición del Curso se tratarán los temas de “La misión como servicio de la caridad”, por el Prof. D. Jaime Ballesteros Molero, “Evangelii Gaudium, la Iglesia ante el reto de la misión, por el Prof. D. Juan Carlos Carvajal Blanco, “Inculturación de la fe y evangelización misionera”, por el Prof. D. Avelino Revilla Cuñado, y “La animación misionera”, por el Prof. Dr. Juan Martínez Sáez.

La buena acogida que han tenido las dos ediciones anteriores anima a continuar con esta experiencia de formación misionera. Este año, además, está enriquecida con la presencia de Manos Unidas, que aporta al Curso su sensibilidad social y su compromiso humanitario. El precio de la matrícula es de 150€ (incluye alojamiento) y las OMP ofrecen becas a las personas que la necesiten.

El Curso se hace en régimen de internado para aprovechar la oportunidad de orar y celebrar juntos, así como compartir fraternalmente las experiencias misioneras personales; además el programa incluye un video-fórum, una mesa redonda con testimonios misioneros y una visita cultural a la ciudad.

El Curso está abierto a todos aquellos interesados en la misión evangelizadora de la Iglesia. De manera especial están invitados los alumnos de teología o ciencias religiosas, miembros de las delegaciones diocesanas de misiones, personas integradas en la pastoral misionera y, en general, agentes de pastoral, y jóvenes que se preparan para una experiencia misionera de corta duración.


Las inscripciones se realizan en:
Facultad de Teología San Dámaso,
Secretaría de alumnos, c/ Jerte, 10, 28005 Madrid
Teléfono: 91 3644010

Plazo de matrícula se cierra el viernes 26 de junio

Descargar pdf del Curso de Verano de Misionología

10 de junio de 2015

Moto Solidaria

La Moto Solidaria es la nueva campaña de Misiones Sagrados Corazones, con la que pretenden ayudar a un misionero en Rwanda a conseguir una motocicleta para desplazarse sin dificultad mientras realiza su tarea pastoral. 

Misiones Sagrados Corazones es una entidad que desarrolla una intensa labor social y evangelizadora para devolver la dignidad a quienes les ha sido arrebatada. Se fundó en 1967 y actualmente está presente en Rwanda, Camerún, República Dominicana, Argentina y Puerto Rico.

Campaña para conseguir una moto para un misionero

Una moto para un misionero

El misionero André Mujyambere de la humilde parroquia de Nyakayaga (Rwanda), sueña con conseguir una motocicleta con la que algún día poder desplazarse sin dificultad por el vasto territorio de 280 km cuadrados que cubre su parroquia.
André, junto a otros dos misioneros de los Sagrados Corazones, atiende a niños, jóvenes, ancianos... que viven en estas tierras. La mayoría de las familias son campesinas, con serias dificultades para acceder al agua potable y a otro servicios básico como la salud y la educación.

Participa con tu donativo en esta acción solidaria y aunque no lo parezca, con tu donativo conseguirás muchas cosas:

  • Comprometerte con los Misioneros de los Sagrados Corazones para que puedan seguir trabajando a favor de la dignidad y la justicia.
  • Ayudarás a uno de los continentes más castigados por la pobreza.
  • Conseguirás una mochila que ha sido confeccionada artesanalmente.

Para más información y colaborar en esta causa ponte en contacto:

Misiones Sagrados Corazones
Tel. 971. 71. 23. 56
Email: info@misiones-sscc.org





4 de junio de 2015

Encuentros Misioneros en Silos

Cristianos Sin Fronteras organiza un verano más el Encuentro Misionero, en Silos, del 4 al 14 de julio.

Cristianos Sin Fronteras invita a las comunidades parroquiales, colegios, movimientos, familias, jóvenes ha participar del 4 al 14 de julio en sus encuentros misioneros que celebran cada año en el pueblo de Silos, en Burgos. En esta ocasión el lema escogido es "Con Jesús soy uno de ellos"

Encuentros Misioneros en Silos


Si deseas participar rellena los siguientes datos y ponte en contacto con Cristianos Sin Fronteras:

Diócesis :

Grupo (Parroquia, Colegio, Familia, movimiento):

Responsable / Fecha nacimiento:

Dirección Completa :

Teléfono / Móvil:

E-Mail:

Nº aproximado de participantes: 

Edad aproximada de los participantes:
   
Cristianos Sin Fronteras
C/ San Bernardo 79  -  28015, Madrid
Tlf.: 91 594 41 12 - 72 - 629665983 
Fax: 91 594 35 32 
secretaria@csf.es
Horario: Horario de verano-Lunes a Viernes de 8:00h a 15:00.
www.csf.es - csf@csf.es 

2 de junio de 2015

Semana de Misionología

La 68 Semana de Misionología, en Burgos, está dedicada al Decreto del Concilio Vaticano II sobre la actividad misionera de la Iglesia Ad gentes al cumplirse 50 años del Concilio Vaticano II




La Semana de Misionología se plantea qué puede decirnos hoy el decreto Ad gentes y cuenta con la participación de importantes expertos, como el Cardenal Fernando Filoni, Prefecto de la Congregación para la evangelización de los pueblos, que impartirá la conferencia inaugural: "El decreto Ad Gentes. Una visión teológica de fondo sobre la misión". El programa de la 68 Semana de Misionología presenta un amplio abanico de intervenciones con las que se profundizará en la práctica totalidad de los temas esenciales del decreto Ad gentes.

Mons. D. Francisco Gil Hellín, Arzobispo de Burgos y experto estudioso del Concilio Vaticano II, presentará el decreto en el ámbito del Concilio con una ponencia titulada “El Decreto Ad gentes en el contexto del Concilio Vaticano II". Sobre el cambio del concepto de “misiones” al de “misión” disertará el P. Vito del Prete, Secretario General de la Pontificia Unión Misional, en la ponencia “De los territorios de misión a la Iglesia local”. Con motivo del Año de la Vida Consagrada, también se abordará su relación con la misión en la mesa redonda “La misión ad gentes y la vida  consagrada”, moderada por Dª Lourdes Grosso, Directora del Secretariado de la Comisión Episcopal para la vida consagrada. Sobre el importante aporte del decreto “La Iglesia local, responsable de la misión ad gentes”, hablará el profesor Eloy Bueno. Además se tendrá en cuenta la relación entre la “La misión y la promoción social” en la mesa redonda moderada por Dª Ana Lopidana y D. José Manuel Madruga, del IEME moderará otra sobre “Misión y misioneros en Europa”. La Semana finalizará con la mirada puesta en el futuro: “Evangelización de la cultura”, ponencia de Dª Teresa Gutiérrez de Cabiedes, periodista, y la conferencia de clausura, “Nuevas fronteras de la misión ad gentes”, a cargo de Mons. D. Raúl Berzosa, Obispo de Ciudad Rodrigo.

27 de mayo de 2015

Mensaje para JMM 2015

Mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial de las Misiones 2015

Mensaje Papa Francisco JMM 2015



Queridos hermanos y hermanas:

La Jornada Mundial de las Misiones 2015 tiene lugar en el contexto del Año de la Vida Consagrada, y recibe de ello un estímulo para la oración y la reflexión. De hecho, si todo bautizado está llamado a dar testimonio del Señor Jesús proclamando la fe que ha recibido como un don, esto es particularmente válido para la persona consagrada, porque entre la vida consagrada y la misión subsiste un fuerte vínculo. El seguimiento de Jesús, que ha dado lugar a la aparición de la vida consagrada en la Iglesia, responde a la llamada a tomar la cruz e ir tras él, a imitar su dedicación al Padre y sus gestos de servicio y de amor, a perder la vida para encontrarla. Y dado que toda la existencia de Cristo tiene un carácter misionero, los hombres y las mujeres que le siguen más de cerca asumen plenamente este mismo carácter.

La dimensión misionera, al pertenecer a la naturaleza misma de la Iglesia, es también intrínseca a toda forma de vida consagrada, y no puede ser descuidada sin que deje un vacío que desfigure el carisma. La misión no es proselitismo o mera estrategia; la misión es parte de la “gramática” de la fe, es algo imprescindible para aquellos que escuchan la voz del Espíritu que susurra “ven” y “ve”. Quién sigue a Cristo se convierte necesariamente en misionero, y sabe que Jesús «camina con él, habla con él, respira con él. Percibe a Jesús vivo con él en medio de la tarea misionera» (Exhort. ap. Evangelii gaudium, 266).

La misión es una pasión por Jesús pero, al mismo tiempo, es una pasión por su pueblo. Cuando nos detenemos ante Jesús crucificado, reconocemos todo su amor que nos dignifica y nos sostiene; y en ese mismo momento percibimos que ese amor, que nace de su corazón traspasado, se extiende a todo el pueblo de Dios y a la humanidad entera; Así redescubrimos que él nos quiere tomar como instrumentos para llegar cada vez más cerca de su pueblo amado (cf. ibid., 268) y de todos aquellos que lo buscan con corazón sincero. En el mandato de Jesús: “id” están presentes los escenarios y los desafíos siempre nuevos de la misión evangelizadora de la Iglesia. En ella todos están llamados a anunciar el Evangelio a través del testimonio de la vida; y de forma  especial se pide a los consagrados que escuchen la voz del Espíritu, que los llama a ir a las grandes periferias de la misión, entre las personas a las que aún no ha llegado todavía el Evangelio.

El quincuagésimo aniversario del Decreto conciliar Ad gentes nos invita a releer y meditar este documento que suscitó un fuerte impulso misionero en los Institutos de Vida Consagrada. En las comunidades contemplativas retomó luz y elocuencia la figura de santa Teresa del Niño Jesús, patrona de las misiones, como inspiradora del vínculo íntimo de la vida contemplativa con la misión. Para muchas congregaciones religiosas de vida activa el anhelo misionero que surgió del Concilio Vaticano II se puso en marcha con una apertura extraordinaria a la misión ad gentes, a menudo acompañada por la acogida de hermanos y hermanas provenientes de tierras y culturas encontradas durante la evangelización, por lo que hoy en día se puede hablar de una interculturalidad generalizada en la vida consagrada. Precisamente por esta razón, es urgente volver a proponer el ideal de la misión en su centro: Jesucristo, y en su exigencia: la donación total de sí mismo a la proclamación del Evangelio. No puede haber ninguna concesión sobre esto: quién, por la gracia de Dios, recibe la misión, está llamado a vivir la misión. Para estas personas, el anuncio de Cristo, en las diversas periferias del mundo, se convierte en la manera de vivir el seguimiento de él y recompensa los muchos esfuerzos  y privaciones. Cualquier tendencia a desviarse de esta vocación, aunque sea acompañada por nobles motivos relacionados con la muchas necesidades pastorales, eclesiales o humanitarias, no está en consonancia con el llamamiento personal del Señor al servicio del Evangelio. En los Institutos misioneros los formadores están llamados tanto a indicar clara y honestamente esta perspectiva de vida y de acción como a actuar con autoridad en el discernimiento de las vocaciones misioneras auténticas. Me dirijo especialmente a los jóvenes, que siguen siendo capaces de dar testimonios valientes y de realizar hazañas generosas a veces contra corriente: no dejéis que os roben el sueño de una misión auténtica, de un seguimiento de Jesús que implique la donación total de sí mismo. En el secreto de vuestra conciencia, preguntaos cuál es la razón por la que habéis elegido la vida religiosa misionera y medid la disposición a aceptarla por lo que es: un don de amor al servicio del anuncio del Evangelio, recordando que, antes de ser una necesidad para aquellos que no lo conocen, el anuncio del Evangelio es una necesidad para los que aman al Maestro.

Hoy, la misión se enfrenta al reto de respetar la necesidad de todos los pueblos de partir de sus propias raíces y de salvaguardar los valores de las respectivas culturas. Se trata de conocer y respetar otras tradiciones y sistemas filosóficos, y reconocer a cada pueblo y cultura el derecho de hacerse ayudar por su propia tradición en la inteligencia del misterio de Dios y en la acogida del Evangelio de Jesús, que es luz para las culturas y fuerza transformadora de las mismas.

Dentro de esta compleja dinámica, nos preguntamos: “¿Quiénes son los destinatarios privilegiados del anuncio evangélico?” La respuesta es clara y la encontramos en el mismo Evangelio:  los pobres, los pequeños, los enfermos, aquellos que a menudo son despreciados y olvidados, aquellos que no tienen como pagarte (cf. Lc 14,13-14). La evangelización, dirigida preferentemente a ellos, es signo del Reino que Jesús ha venido a traer: «Existe un vínculo inseparable entre nuestra fe y los pobres. Nunca los dejemos solos» (Exhort. ap. Evangelii gaudium, 48). Esto debe estar claro especialmente para las personas que abrazan la vida consagrada misionera: con el voto de pobreza se escoge seguir a Cristo en esta preferencia suya, no ideológicamente, sino como él, identificándose con los pobres, viviendo como ellos en la precariedad de la vida cotidiana y en la renuncia de todo poder para convertirse en hermanos y hermanas de los últimos, llevándoles el testimonio de la alegría del Evangelio y la expresión de la caridad de Dios.

Para vivir el testimonio cristiano y los signos del amor del Padre entre los pequeños y los pobres, las personas consagradas están llamadas a promover, en el servicio de la misión, la presencia de los fieles laicos. Ya  el Concilio Ecuménico Vaticano II afirmaba: «Los laicos cooperan a la obra de evangelización de la Iglesia y participan de su misión salvífica a la vez como testigos y como instrumentos vivos» (Ad gentes, 41). Es necesario que los misioneros consagrados se abran cada vez con mayor valentía a aquellos que están dispuestos a colaborar con ellos, aunque sea por un tiempo limitado, para una experiencia sobre el terreno. Son hermanos y hermanas que quieren compartir la vocación misionera inherente al Bautismo. Las casas y las estructuras de las misiones son lugares naturales para su acogida y su apoyo humano, espiritual y apostólico.

Las Instituciones y Obras misioneras de la Iglesia están totalmente al servicio de los que no conocen el Evangelio de Jesús. Para lograr eficazmente este objetivo, estas necesitan los carismas y el compromiso misionero de los consagrados, pero también, los consagrados, necesitan una estructura de servicio, expresión de la preocupación del Obispo de Roma para asegurar la koinonía, de forma que la colaboración y la sinergia sean una parte integral del testimonio misionero. Jesús ha puesto la unidad de los discípulos, como condición para que el mundo crea (cf. Jn 17,21). Esta convergencia no equivale a una sumisión jurídico-organizativa a organizaciones institucionales, o a una mortificación de la fantasía del Espíritu que suscita la diversidad, sino que significa dar más eficacia al mensaje del Evangelio y promover aquella unidad de propósito que es también  fruto del Espíritu.

La Obra Misionera del Sucesor de Pedro tiene un horizonte apostólico universal. Por ello también necesita de los múltiples carismas de la vida consagrada, para abordar al vasto horizonte de la evangelización y para poder garantizar una adecuada presencia en las fronteras y territorios alcanzados.

Queridos hermanos y hermanas, la pasión del misionero es el Evangelio. San Pablo podía afirmar: «¡Ay de mí si no anuncio el Evangelio!» (1 Cor 9,16). El Evangelio es fuente de alegría, de liberación y de salvación para todos los hombres. La Iglesia es consciente de este don, por lo tanto, no se cansa de proclamar sin cesar a todos «lo que existía desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros propios ojos» (1 Jn 1,1). La misión de los servidores de la Palabra -obispos, sacerdotes, religiosos y laico- es la de poner a todos, sin excepción, en una relación personal con Cristo. En el inmenso campo de la acción misionera de la Iglesia, todo bautizado está llamado a vivir lo mejor posible su compromiso, según su situación personal. Una respuesta generosa a esta vocación universal la pueden ofrecer los consagrados y las consagradas, a través de una intensa vida de oración y de unión con el Señor y con su sacrificio redentor.
Mientras encomiendo a María, Madre de la Iglesia y modelo misionero, a todos aquellos que, ad gentes o en su propio territorio, en todos los estados de vida cooperan al  anuncio del Evangelio, os envío de todo corazón mi Bendición Apostólica.

Vaticano, 24 de mayo de 2015

Solemnidad de Pentecostés
Francisco

14 de mayo de 2015

Supergesto edición verano

La revista misionera para jóvenes, Supergesto, en la edición para este verano trae toda la información sobre el Encuentro Europeo de Jóvenes.



Desde el Departamento de Pastoral Juvenil de la Conferencia Episcopal Española (CEE), junto con los Carmelitas y la Diócesis de Ávila, se está preparando el Encuentro Europeo de Jóvenes, que se celebrará este verano en Ávila, del 5 al 9 de agosto. Un encuentro que, ya desde hace meses, se está viviendo con intensidad por todos los voluntarios y responsables del mismo. Así lo cuenta Raúl Tinajero Ramírez, director del Departamento de Pastoral Juvenil de la CEE, en el último número de Supergesto. Raúl explica cómo va a ser este Encuentro y ánima a todos los jóvenes, cuyo corazón esté abierto a la esperanza y a la felicidad y que no quieran caer en la mediocridad ni en lo fácil, a que acudan a Ávila a vivir esta experiencia de Dios, de la mano de una mujer -Teresa de Ávila-, que tuvo esas mismas inquietudes y encontró su verdadera felicidad en Dios.

La revista incluye además una entrevista con Inés Poggio, la joven ganadora del V Festival de Clipmetrajes de Manos Unidas (2014), que cuenta el viaje que ha realizado a Etiopía con el director de cine Santiago Zannou, responsable de películas como El truco del manco o Alacrán enamorado. El objetivo de este viaje, que Inés ha calificado como “un aprendizaje constante”, ha sido grabar un documental sobre las gentes de Etiopía y sobre los proyectos que allí lleva a cabo Manos Unidas. El documental, titulado Género y número (www.youtube.com/watch?v=Y2vlnAbv9ms&feature=youtu.be), se ha estrenado el pasado sábado en los Cines Callao de Madrid, en la Gran Gala Final del VI Festival de Clipmetrajes (www.clipmetrajesmanosunidas.org).

En “¡Bata de guerra en Siria!”, Supergesto se ocupa de la dramática situación que vive este país, sumido en la oscuridad y la pobreza por más de cuatro años de guerra y el ataque del Estado Islámico a los cristianos; y en “¿Aún en la rotonda de la indiferencia? La salida es la misión”, la revista ofrece una detallada crónica del XII Encuentro Misionero de Jóvenes de Obras Misionales Pontificias (OMP), celebrado en Madrid, con la participación, entre otros, de Mons. Calos Osoro, la hermana Paciencia Melgar o el cantante Nico Montero.
Un amplio recorrido por Grecia y un reportaje sobre la impresión 3D, que irrumpe en nuestras vidas imparable, forman parte también del contenido de este número de la revista, junto con secciones habituales como el relato, el cine, los libros o los juegos.

12 de mayo de 2015

Jornadas Delegados de Misiones 2015

Del 20 al 22 de mayo se celebrará, en Madrid, las Jornadas Nacionales para Delegados Diocesanos de Misiones y Directores Diocesanos de OMP. 

Jornadas Delegados de Misiones 2015


"La misión ad gentes en la vida consagrada" será el tema central en el que se reflexionará durante las jornadas. Los delegados y directores de misiones, de toda España, tendrán dos días para dialogar sobre la importancia de la vida consagrada al servicio de la misión, cuáles son sus desafíos en la misión ad gentes y el servicio de animación misionera que prestan una vez regresados.

También se contará con ponencias de actualidad como la del periodista Fernando de Haro Izquierdo, sobre los cristianos en países de conflicto. La del delegado diocesano de misiones de Jaén, Manuel Alfonso Pérez, sobre los 50 años del Decreto Ad Gentes. Además se terminará con la presentación del Domund 2015 y las propuestas de acción para el curso 2015-2016.

Ver programa completo, aquí.








 
Copyright © 2013 Misiones Canarias
DELEGACIÓN DIOCESANA DE MISIONES Y O.M.P | DIÓCESIS DE CANARIAS